Ante la duda, mimar

Irenita

¡Se ha escrito tanto sobre la importancia de los límites y la disciplina! Yo misma explico a mis alumnos en clase cómo aplicar bien los castigos, he leído excelentes manuales sobre paternidad positiva y educación de los hijos y he impartido incluso un curso de doctorado sobre “Programas de formación de padres” durante varios años.
Es verdad que la falta de límites claros hace mucho daño a la formación y la madurez de la persona; pero a veces la vida te plantea situaciones en las que no está claro si lo que necesita la persona que tienes delante son límites, o comprensión y apoyo … No lo he leído en ningún manual, pero os cuento mi experiencia: ante la duda, mejor mimar. ¿Qué pasa si nos equivocamos? Si me equivoco mimando cuando hacían falta límites, no es un drama, en cuanto nos damos cuenta de que nos hemos pasado, el exceso de mimo se quita en unas semanas con un buen psicólogo conductual. Pero si me equivoco siendo firme cuando se necesita comprensión y apoyo… la carencia de afecto no se arregla tan fácil…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s