Harta de competir

7-2-2“¿A quién quieres más, a mamá o a papá?” Espantosa frase que ya nos avisa desde pequeños de qué va hoy nuestra sociedad. Y luego sigue con “¿Quién es tu mejor amigo?”, y esta manía de no dejarnos disfrutar de algo sin ponerlo a competir con otra cosa se perfecciona con las comparaciones con nuestros hermanos, con nuestros compañeros de clase, y vienen los profesores que califican por curva normal, y yo en mi clase sólo puedo poner una matrícula de honor por cada 20 alumnos…

El mensaje es claro: no basta ser bueno, tienes que ser mejor que otros. Tenemos que ser los más rápidos, los más listos, los más simpáticos, los más… Y vamos creyéndonos el mensaje, y aprendemos a competir… y nos entrenan en competencias (¡tan de moda hoy en día!), que son las que nos hacen competentes, es decir, buenos para competir…

A mí no me ha ido mal; es más, creo que me ha ido muy bien. Soy muy competente; sé competir. Pero a medida que cumplo años voy cuestionando este individualismo feroz de nuestra sociedad, este cultivo del “yo” y este olvido del “nosotros”, y me pregunto: ¿y si solo disfrutara? ¿y si solo saboreara? ¿y si pudiera centrarme en apreciar las cosas/las personas en su valor absoluto, sin comparar? ¿y si dejara de intentar ser “mejor que” para creer que soy buena? ¿y si me sintiera simplemente parte de algo, sin nada que demostrar?

Voy con las riendas tensas y refrenando el vuelo. Porque no es lo que importa llegar solo ni pronto, sino con todos y a tiempo” (León Felipe)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s